Clave de identificación de las plantas de El Mesto,
Pedrezuela-S. Agustín del Guadalix, (Madrid)
IES San Augustin del Guadalix (Madrid)

Pier Luigi Nimis, Luis M. Ferrero Lomas, Stefano Martellos, Marina Ferrer Canal
-
Foto de Andrea Moro y Luis M. Ferrero Lomas

Al que recorre por primera vez la senda de El Mesto le sorprende que un lugar como este, con un paisaje agreste y un arbolado denso, se encuentre escondido a tan pocos kilómetros de Madrid capital. El camino discurre sobre una antigua canalización de agua, a lo largo de la hoz labrada por el río Guadalix a su paso por las estribaciones del Cerro de S. Pedro. El camino está muy resguardado y la vegetación del entorno razonablemente conservada. Se trata de un bosque típicamente mediterráneo continental, un encinar en el que abundan plantas termófilas, como el romero y la jara blanca. Cuando nos acercamos al azud, en el final de la senda se pueden ver algunos retazos de bosque de galería, con alisedas y saucedas. Es de resaltar que a pesar de no haber desnivel en la ruta, y situarse toda en el mismo piso bioclimático, la diversidad florística es relativamente elevada al aparecer a lo largo del trayecto afloramientos rocosos, tanto calizos como silíceos.
El proyecto de esta clave nació con el propósito de disponer de una herramienta didáctica, que permita el acercamiento de los alumnos del IES San Agustín del Guadalix al entorno natural que les rodea, a través, en este caso, de la flora más común que pueden encontrarse en sus proximidades. El uso de las nuevas tecnologías tiene por sí mismo un atractivo especial para los alumnos y, en este caso, hace posible acercar la biodiversidad a estudiantes que, con claves convencionales, les sería una tarea imposible.
El listado de plantas incluidas en la clave no es completo, ya que especies raras o de difícil determinación (p.e. gramíneas) han sido mayoritariamente excluidas. Además algunos grupos como compuestas y anuales no han sido todavía estudiados en profundidad en la senda, donde quedan aún especies por colectar. Esto no debería restarle valor a las claves, ya que recogen las especies más conspicuas y de fácil determinación que son, al fin y al cabo, las más apropiadas para el trabajo con alumnos adolescentes que carecen de formación taxonómica.